in ,

¿Cómo proteger los tomates del moho? Hacer sencillos sprays ecológicos

Las enfermedades en los tomates pueden afectar a la cosecha, pero también tienen consecuencias permanentes para las plantas.

Las patologías del tomate son de origen fúngico. Para luchar contra estos hongos, se recomienda la adopción de medidas preventivas y el uso de sprays antifúngicos.

Enfermedades del tomate

Cultivar tomates no es relativamente fácil. Requiere un mantenimiento meticuloso y regular. El riego inadecuado, la escasa exposición a la luz solar, la alta humedad, las matas densas y las plantas demasiado juntas son factores que pueden provocar enfermedades. Las enfermedades más comunes son el mildiú y el moho gris. Estas enfermedades se manifiestan por manchas en las hojas que se desvanecen inmediatamente, las cuales atacan rápidamente a los frutos, que se vuelven marrones y muestran la podredumbre de la piel. Estas enfermedades pueden diezmar rápidamente la cosecha.

Tizón tardío

Causada por el hongo Phytophthora infestans, esta patología puede invadir todas las plantas de tomate en una semana. Está especialmente ligada a la alta humedad, por lo que se produce sobre todo en tiempo de lluvia.

El tizón tardío es común en las patatas, pero también en los tomates cultivados en invernaderos. La variedad de tomate Solanum lycopersicum es especialmente propensa a esta enfermedad.

El resultado es :

La formación de manchas gris-verdosas en las hojas, que se enroscan y se secan rápidamente,
La aparición de moho blanco y velloso en la piel de la fruta aún verde o madura. La cosecha se vuelve marrón y se pudre en el suelo.

Podredumbre gris

Se trata de una enfermedad muy destructiva causada por el hongo Botrytis. Puede afectar a todas las partes aéreas del tomate, en todas las fases de desarrollo de la planta.

La podredumbre gris aparece primero en el tallo, dando lugar al desarrollo de cancros. A continuación, se extiende al follaje y a los frutos y provoca la formación de moho gris. En el centro de esta mancha se puede ver un punto negruzco, característico de la infección.

Precauciones que deben tomarse

Las siguientes recomendaciones son necesarias para controlar las enfermedades fúngicas del tomate:

  • Aislar las plantas de tomate de otras plantas de frutas u hortalizas.
  • Mantenga una distancia de plantación entre cada planta (unos 80 cm).
  • Riegue las plantas por las raíces, preferiblemente por la mañana, y proteja el follaje de la humedad.
  • Evite las matas densas y procure que las hojas no toquen el suelo.

Uso del spray fungicida

Los aerosoles antifúngicos naturales protegerán su cultivo de tomate de los hongos.

Mezclar unos dientes de ajo en un litro de agua y dejarlos en infusión toda la noche. Rocíe las plantas con esta solución diariamente.
Infundir las hojas de cola de caballo en un litro de agua hirviendo durante la noche. Pulverizar sobre los tomates a diario.
Mezclar 5 cucharaditas de levadura en polvo en 5 litros de agua. Añadir una pequeña cantidad de aceite vegetal. Utilice este preparado cada 3 días.

 

 

Adorlee Allard

Escrito por Adorlee Allard

Me apasionan las palabras, por lo que convertirme en editor web se ha convertido en una obligación. No dudo en compartir mi opinión sobre todos los temas, incluidos los animales, los consejos cotidianos y las noticias