in ,

Consejo contra el despilfarro: más de 10 verduras para cultivar en casa

Las hortalizas sobrantes pueden replantarse en casa para darles una nueva vida.

De este modo, evitarás que se desperdicien haciendo que vuelvan a crecer sin dificultad. Encuentra los consejos en lo siguiente.

La lechuga

Ponga el corazón de la lechuga en un bol y colóquelo junto a una ventana. Cambia el agua todos los días para favorecer la recuperación. Al cabo de unos días, aparecerán nuevas hojas. Se pueden comer después de unas semanas.

Col china

Utilice el mismo método que con la lechuga. El agua debe cambiarse regularmente.

Cebollas verdes

Es muy sencillo, pones las cebollas verdes que te han sobrado en un vaso de agua. Cambia el agua regularmente y después de 5 días, tus cebollas verdes volverán a aparecer. Puedes disfrutar de ellos después de unos días.

Puerros

Los puerros vuelven a crecer tan rápido como las cebollas verdes. Coloca los restos en un vaso de agua y cámbialo regularmente. Volverán a crecer rápidamente.

Ajo

Esta vez utilizarás un diente de ajo. Ponerlo en una maceta en el suelo. Regar al menos una vez a la semana. El nuevo crecimiento aparecerá después de 4 a 8 semanas. Para el mantenimiento, retire la flor y la parte rizada de la planta. Al cabo de unos meses, tendrás dientes de ajo caseros.

Albahaca

Para hacer crecer de nuevo una planta de albahaca, primero hay que ponerla en agua para que forme raíces. Las raíces aparecerán después de una semana. Trasplante la planta en tierra rica a un recipiente. Colócalo en un lugar soleado y cuídalo para su uso futuro.

Jengibre

El jengibre puede volver a crecer. La raíz debe estar bien conservada. Póngalo en una maceta con tierra enriquecida y colóquelo en una zona bien iluminada. Recuerde humedecer la tierra cuando parezca seca. Después de 8 a 10 meses podrás cosechar tu jengibre.

Hinojo

El hinojo es muy fácil de cultivar. Al igual que con la lechuga, se coloca el núcleo del bulbo en un recipiente con agua y se coloca en un lugar soleado. Cambia el agua regularmente y al cabo de unos días tendrás un nuevo crecimiento.

Apio

Cultivar su propio apio le evitará comer plantas sospechosas de contener pesticidas. Lo único que hay que hacer es poner el corazón del apio en un frasco con agua. Colócalo en el alféizar de la ventana y cambia el agua regularmente. Después de unas semanas, tendrás tu apio casero.

Hierba de limón

Volver a cultivar hierba de limón es fácil. Basta con colocar los restos de hierba de limón con raíces en un vaso de agua. Colócalo junto a una ventana bien iluminada. La planta crecerá muy rápidamente y podrás cosecharla cuando las hojas hayan alcanzado los 30 cm, según tus necesidades.

 

Adorlee Allard

Escrito por Adorlee Allard

Me apasionan las palabras, por lo que convertirme en editor web se ha convertido en una obligación. No dudo en compartir mi opinión sobre todos los temas, incluidos los animales, los consejos cotidianos y las noticias