in ,

Descubre los mejores abonos caseros para orquídeas. Los tienes en tu cocina y no cuestan nada

¿Quién dijo que las orquídeas eran difíciles de cuidar? Con estos abonos caseros, puedes estar seguro de que crecerán en las mejores condiciones posibles.

De todas las flores, ¿son las orquídeas sus favoritas? ¿Tienes muchos en tu casa? La reina de todas las flores, es una planta ornamental muy popular y más o menos fácil de mantener. Para que florezca con gracia, hay que abonarla de vez en cuando. Pero, ¿qué tipo de abono debe elegir? ¿Tiene la orquídea requisitos específicos? Si no te gustan los productos químicos, aquí tienes algunos abonos naturales que puedes hacer tú mismo.

 

Voir cette publication sur Instagram

 

Une publication partagée par DaOrquídeas 🌺 (@daorquideas)

Abonar las orquídeas: precauciones que hay que tomar

Antes de hablar de los abonos, hay que saber en qué consisten los cuidados de esta planta de interior. Debes colocarlo en un lugar protegido del sol. Para regar la planta, basta con colocar la maceta en un recipiente con agua una vez a la semana durante 30 minutos. Esto le permitirá extraer la humedad que necesita para sobrevivir.

Para que crezca bien, esta planta también necesita ser abonada cada 3 meses o 4 riegos. Puedes utilizar un abono especial de la tienda. Sin embargo, también se puede considerar la posibilidad de utilizar abonos caseros. Deben contener una buena dosis de nitrógeno para favorecer el desarrollo de las hojas, los tallos y los brotes florales. También deben contener una cantidad importante de fósforo para que las raíces estén sanas. Además, el potasio es necesario para una abundante producción de inflorescencias.

Si tiene un problema de plagas con su orquídea u otras plantas, descubra cómo deshacerse de las plagas que invaden las plantas… Simplemente utilice los productos que tiene en casa.

Nuestras ideas de abono para el hogar

Elixir de leche

La leche está cargada de nitrógeno, potasio, calcio y magnesio. Para utilizarlo como abono, se necesita un cuarto de litro. Mézclelo con un litro de agua y utilícelo para regar su orquídea.

Patatas, plátanos y azúcar

Las patatas son una excelente fuente de potasio y fósforo. Para la receta, hay que hervir las pieles. Recoger el jugo y dejarlo enfriar. Riegue la planta con ella para favorecer la floración. Puedes enriquecer aún más esta agua de patata hervida con una pizca de azúcar y cáscaras de plátano. A continuación, mezcle la mezcla con agua limpia en una proporción de 1:1. El líquido servirá de adorno hasta que se consiga una floración completa.

Melaza para más energía

Para ayudar a sus orquídeas a florecer después del periodo de inactividad, puede abonarlas con melaza. Es un edulcorante natural rico en potasio. Mezclar una cucharadita de melaza con 2 tazas de agua. Luego, utilice la panacea como guarnición para su planta.

Agua de arroz para un impulso vitamínico

Tras la cocción, el agua de arroz integral conserva muchas de sus vitaminas, como la tiamina, la riboflavina, la niacina y el ácido fólico. Utilice el lixiviado para regar la planta cada 14 días. Sin embargo, el lixiviado debe estar a temperatura ambiente y sólo deben utilizarse 2 cucharadas del líquido en cada riego.

Huesos de pollo triturados y secos

Contienen una buena cantidad de potasio y calcio. Para utilizarlas como abono, hay que secarlas y molerlas en polvo. A continuación, puede esparcirlas en la maceta de la orquídea. Esto hará que se fortalezca.

 

Adorlee Allard

Escrito por Adorlee Allard

Me apasionan las palabras, por lo que convertirme en editor web se ha convertido en una obligación. No dudo en compartir mi opinión sobre todos los temas, incluidos los animales, los consejos cotidianos y las noticias