in ,

¿Por qué mi ficus está perdiendo las hojas? Aquí está la explicación y cómo remediarlo.

El ficus, especialmente el Ficus benjamina, es una planta de hoja perenne que suele colocarse en macetas como planta decorativa.

Esta planta tiene la particularidad de tener una alta rotación de hojas. Sin embargo, el ficus a veces pierde sus hojas más abundantemente de lo normal. Esta exuberante pérdida de hojas puede tener varias causas.

Causas de la fuerte pérdida de hojas en los ficus

La pérdida de hojas, sobre todo de las más abundantes, es la respuesta de la planta a los distintos tipos de estrés que puede sufrir.

1. Mala gestión del suministro de agua

Como todos los ficus, el ficus benjamina reacciona a un exceso de humedad en el suelo. Lo expresará dejando caer sus hojas. La falta de agua también provocará una gran pérdida de hojas.

2. Un lugar con corrientes de aire

Esta planta no soporta las corrientes de aire. Reaccionará perdiendo más hojas de lo normal.

3. Un entorno demasiado seco

En respuesta a la baja humedad del aire, la reacción de la planta es dejar caer sus hojas.

4. Luz solar directa

El ficus necesita mucha luz, pero no tolera la luz solar directa, lo que provocará una gran pérdida de hojas.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Esta exuberante pérdida de hojas puede remediarse respetando las necesidades de la planta.

1. Evitar el exceso o la falta de agua

La gestión del suministro de agua es fundamental para evitar la pérdida de hojas. Las raíces no toleran la humedad permanente. Debe regarse cuando el sustrato esté seco en la superficie. También hay que evitar la falta de agua. Regar una o dos veces por semana es suficiente para satisfacer sus necesidades de agua. También es necesaria una buena fertilización. Si las raíces se pudren por exceso de agua, hay que trasplantar la planta cortando las raíces podridas. También es importante elegir un sustrato ligero y con buen drenaje que permita que el agua drene fácilmente para evitar daños en las raíces por exceso de agua.

2. Humedecer las hojas

Cuando la atmósfera es demasiado seca, la planta agradece que le rocíen las hojas con agua de lluvia a temperatura ambiente. Preferiblemente, debe colocarse lejos de un radiador o una chimenea.

3. Evitar las corrientes de aire

Lo mejor es colocar la planta lejos de las corrientes de aire. Le gusta una temperatura entre 15 y 22°C. Hay que evitar las corrientes de aire que puedan provocar un cambio brusco de la temperatura ambiente.

4. Luz óptima

Es aconsejable colocar el ficus en un lugar permanente donde haya mucha luz, pero no con luz solar directa. A la planta no le gusta ser trasladada con frecuencia, ya que tardará más en adaptarse a su nueva ubicación.

Colocar el ficus en un lugar fijo, sin corrientes de aire ni luz solar directa, con un suministro óptimo de agua tanto para las raíces como para las hojas, es la mejor manera de conseguir una planta frondosa.

 

 

 

Adorlee Allard

Escrito por Adorlee Allard

Me apasionan las palabras, por lo que convertirme en editor web se ha convertido en una obligación. No dudo en compartir mi opinión sobre todos los temas, incluidos los animales, los consejos cotidianos y las noticias