in ,

¿Por qué se agrietan los tomates y cómo prevenirlo? Consejos de los cultivadores profesionales

Los tomates son una de las frutas más fáciles de cultivar, pero de vez en cuando muestran signos de agrietamiento.

Además de ser menos exigentes, los tomates pueden crecer sin esfuerzo en su jardín. También se sabe que tienen propiedades beneficiosas para la salud. Pero a veces, al plantar, sus frutos se agrietan y se vuelven antiestéticos. ¿Cuál es la causa? ¿Qué puede hacer para evitar este problema?

 

Voir cette publication sur Instagram

 

Une publication partagée par Vida Natur 49 (@vida_natur49)

Tomates agrietados: ¿qué causa este fenómeno?

Las grietas en los tomates suelen ser el resultado de un riego irregular. Se producen sobre todo tras un largo periodo de sequía seguido de fuertes lluvias. Es importante tener en cuenta que la planta no es capaz de absorber una gran cantidad de agua de forma repentina. Esto es lo que hace que tus tomates se agrieten. Para evitarlo, los jardineros profesionales cultivan sus tomates en un invernadero o bajo techo.

¿Cuáles son las diferentes técnicas para evitar que los tomates se agrieten?

La mejor manera de evitar que los tomates se agrieten es regarlos regularmente. Los expertos recomiendan hacerlo por la mañana temprano y también por la noche. Evite rociar las hojas y las raíces, es especialmente importante dirigirse a las raíces directamente. Por otro lado, es muy recomendable proteger el cultivo de las lluvias intensas. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos por evitar que la fruta se agriete, puede ocurrir. Pero el daño sigue siendo limitado. Si hay tomates afectados, deben retirarse inmediatamente.

Pulverizar la cola de caballo protectora para combatir las plagas y los hongos

Los hongos y los parásitos también pueden provocar grietas en los tomates. Para luchar contra su invasión, es aconsejable pulverizar la cola de caballo. Para la solución, necesitarás de 2 a 4 puñados de cola de caballo seca para 1 litro de agua caliente. Luego, después de 12 a 24 horas, filtrar la infusión y utilizarla para regar los tomates. Esto debería hacerse al menos una vez a la semana. Si los hongos ya se han arraigado, hay que deshacerse de las hojas afectadas a toda costa. Para ello, es aconsejable utilizar leche mezclada con agua.

Plantas beneficiosas para el cultivo del tomate

¿Tienes espacio y seguramente quieres plantar otras hortalizas además de tus tomates, pero también quieres evitar que se agrieten? Puedes matar dos pájaros de un tiro seleccionando plantas que sean beneficiosas para tu fruta. Un ejemplo es el apio, que se sabe que absorbe el cloro y, por tanto, proporciona un mejor crecimiento a su cultivo. También está la albahaca, que desempeña un papel importante en la polinización y el aumento de la cosecha. Y no olvidemos la manzanilla, que completa la lista de plantas beneficiosas para los tomates.

Plantas que deben mantenerse alejadas de una plantación de tomates

Al igual que hay plantas que ayudan a que tus tomates crezcan, también las hay que pueden estorbar. Entre ellos, la remolacha, el hinojo y los guisantes. No deben plantarse cerca de su fruta, ya que producen sustancias muy peligrosas. Los calabacines y las calabazas completan la lista de plantas que deben mantenerse alejadas de los tomates. Las grosellas y los albaricoques también pueden reducir su cosecha.

Adorlee Allard

Escrito por Adorlee Allard

Me apasionan las palabras, por lo que convertirme en editor web se ha convertido en una obligación. No dudo en compartir mi opinión sobre todos los temas, incluidos los animales, los consejos cotidianos y las noticias