in ,

¿Qué le parece plantar flores comestibles en su jardín? Estos son nuestros consejos

Las flores comestibles se han convertido en una auténtica estrella de la alta cocina.

¿Quiere alegrar su jardín con estas bellezas de la naturaleza o sorprender a sus invitados con un plato bellamente presentado? Sembrar semillas que produzcan estas flores comestibles podría ayudarle a conseguirlo. Es una práctica muy sencilla que puedes realizar con éxito. Sólo tienes que seguir y aplicar algunos buenos consejos y podrás tener un jardín lleno de color.

 

Voir cette publication sur Instagram

 

Une publication partagée par AMARIAN GUSTÓ (@amariangusto)

Sembrar las semillas en el lugar adecuado

En general, las plantas que producen flores comestibles prosperan en lugares soleados y moderadamente húmedos. Si se cumplen estas condiciones, puedes sembrar tus semillas sin problemas, independientemente de la disposición de tu jardín. Puedes plantarlas en tu patio, en tu huerto, en un balcón, en el alféizar de la ventana o en una terraza. Lo principal es tener una buena tierra y exponer el plantón al sol.

Para obtener flores comestibles sanas y ecológicas, evite utilizar fertilizantes o pesticidas en su jardín. Utiliza sólo abonos naturales o compost casero. Si tu tierra se contamina accidentalmente con pesticidas dañinos, no podrás comer tus flores cuando las quieras. Para eliminar todos los productos tóxicos, el periodo de espera puede ser de varios días o de algunos meses.

Nuestras instrucciones para una siembra exitosa

La siembra de plantas de flores comestibles puede variar de una especie a otra. Algunas semillas requieren mucha atención, mientras que otras se siembran sobre la marcha y la naturaleza se encarga de su desarrollo. Para ambos, hay algunas reglas básicas que deben seguirse para una siembra exitosa.

Para empezar, lo mejor es retirar los restos que puedan desordenar el suelo, como piedras, ramas sólidas, malas hierbas, etc. Después, hay que aflojar y nivelar la tierra. Dependiendo del tipo de jardín que tengas, puedes sembrar las semillas a voleo o una a una. Una vez completado este paso, debes cubrir las semillas para protegerlas y evitar que se dañen durante el riego. Por último, la tierra debe regarse moderadamente, pero sin empaparla. Puedes repetir esta práctica regularmente si has sembrado las semillas en una maceta.

Considere la posibilidad de plantar hierbas con flores comestibles

Como suelen comerse crudas, las flores comestibles no deben ser tratadas con pesticidas o productos químicos. Para conservarlos, sólo se deben utilizar medios naturales. En este contexto, las hierbas de crecimiento rápido son una verdadera ventaja para el jardín. Estas hierbas son especies vegetales repelentes. Disuaden a los pequeños insectos no deseados de invadir sus flores. Además, también son comestibles y algunas semillas también producen flores comestibles. Puedes cultivar albahaca, cilantro, eneldo, menta, cebollino, romero o borraja.

Cosechar bien para obtener un buen aspecto y sabor

A diferencia de las flores ornamentales, las flores comestibles se valoran por su frescura y sabor. Cuanto antes se recojan por la mañana, más bonitas y sabrosas serán. Por lo tanto, es aconsejable cosechar las flores comestibles justo después de que hayan florecido, ya sea a primera hora de la mañana o al final de la tarde. Durante estos períodos, las plantas tienen un alto contenido de agua.

Al recogerlas, es mejor cortar las flores suavemente con la mano, ya que los pétalos son muy frágiles y se rompen con facilidad. Agítalos suavemente para eliminar el polvo o los pequeños insectos escondidos en los pétalos. También puedes limpiarlos con un chorro fino de agua para eliminar la suciedad.

Para su almacenamiento, coloque las flores comestibles con una toalla de papel o un paño húmedo dentro de una bolsa de plástico o una caja cerrada. En cada recipiente, limite la cantidad de flores para evitar que se amontonen. Una vez hecho esto, puedes poner las bandejas en la nevera. El tiempo máximo de conservación de una flor en el frigorífico es de una semana. Para aumentar su longevidad, no corte el tallo hasta que esté listo para preparar su plato.

Elegir las variedades de plantas adecuadas para la siembra

La lista es larga si quiere conocer todas las flores comestibles que existen. Ni siquiera un gran jardín puede acogerlos a todos. Por eso es importante elegir las variedades de semillas adecuadas para sembrar en el jardín. Esto le permite tener en casa plantas que se adaptan a sus necesidades y gustos.

Hay varios factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir semillas de flores comestibles. Si no tienes grandes conocimientos de jardinería, la mejor opción es elegir variedades fáciles de cultivar y que no requieran cuidados complejos, como las capuchinas. En el caso de esta especie, no es necesario realizar técnicas sofisticadas para obtener sus flores como en el caso del crocus, una variedad que produce azafrán.

Algunas flores comestibles tienen un sabor muy fuerte, mientras que otras son muy ligeras y deliciosas. Las personas a las que no les gustan las especias deben evitar plantar capuchinas. Si se encuentra en esta categoría, plante semillas de violeta en su lugar. Tienen una fragancia dulce.

Las condiciones climáticas siguen siendo un criterio importante para el cultivo de plantas que producen flores comestibles. Por eso, antes de elegir las semillas, hay que informarse sobre los caprichos de la especie. Pregunte a su distribuidor por la variedad que florece fácilmente en su zona.

Algunas variedades de plantas con flores comestibles

Cuando se trata de flores comestibles, la elección es muy amplia, ya que hay miles de variedades. Por lo tanto, es posible encontrar la especie que complazca tanto a sus ojos como a sus papilas gustativas.

Si es un jardinero novato o no tiene mucho tiempo para dedicar a su plantación, puede buscar variedades que sean fáciles de cultivar y que puedan adaptarse con las demás plantas de su jardín. Elija entre dientes de león, pensamientos, cebollinos, margaritas, crisantemos de corona, hinojos, hibiscos, violetas, capuchinas, rosas, peonías, etc. En general, se trata de flores comunes que se pueden encontrar fácilmente y sin problemas.

Para los habitantes de las ciudades, tener un jardín bien ajardinado es a veces difícil de conseguir, por falta de espacio y medios. Por ello, estas personas suelen colocar sus plantaciones en el balcón, en la terraza o en macetas. Que no cunda el pánico si usted es una de estas personas, ya que hay varias flores comestibles que se adaptan fácilmente a estas condiciones. Puedes desarrollar fácilmente algunas variedades para tener flores comestibles sanas, hermosas y siempre frescas. Para su balcón, puede elegir el fragante geranio, la lavanda, la borraja o el saúco. Estas especies son muy buenas para producir hermosos cogollos que puedes recoger después de que hayan florecido.

 

Adorlee Allard

Escrito por Adorlee Allard

Me apasionan las palabras, por lo que convertirme en editor web se ha convertido en una obligación. No dudo en compartir mi opinión sobre todos los temas, incluidos los animales, los consejos cotidianos y las noticias