in ,

¿Qué plantas medicinales puedes cultivar en casa?

Descubra seis plantas medicinales que pueden cultivarse fácilmente en casa.

Desde la antigüedad, las plantas se han utilizado para tratar dolencias cotidianas gracias a sus propiedades medicinales. Si quieres tenerlas fácilmente disponibles cuando las necesites, puedes cultivarlas en un rincón de tu jardín o en macetas en tu balcón o alféizar. Además, estas plantas ocupan poco espacio y crecen fácilmente. Estas son algunas plantas medicinales que puedes cultivar en casa.

Albahaca

Utilizada como aromática en la cocina, la albahaca también es apreciada por sus numerosas propiedades medicinales. En efecto, esta planta es eficaz para aliviar los trastornos gástricos. También es conocido por sus propiedades antiinflamatorias, desinfectantes y sedantes.

Esta planta medicinal se utiliza principalmente como infusión para tratar dolencias internas. Por otro lado, se puede preparar una decocción de uso externo para aliviar las úlceras bucales o las inflamaciones orales.

 

Voir cette publication sur Instagram

 

Une publication partagée par Ramiro Moura (@consejosparahuerto)

Lavanda

La lavanda es una planta medicinal conocida por sus propiedades relajantes y calmantes. Te ayuda a encontrar un mejor sueño en caso de insomnio. También se utiliza para aliviar el estrés y la ansiedad.

Para aprovechar las propiedades medicinales de la lavanda, deja que las flores secas de esta planta se infusionen en agua caliente. Se puede beber antes de ir a dormir añadiendo un poco de miel. Además de la infusión, también puedes utilizar las flores de lavanda secas para perfumar tus armarios o cajones. Para ello, pon las flores en una bolsa de tela.

Bálsamo de limón

Esta planta es apreciada por sus propiedades digestivas. Trata eficazmente muchos trastornos digestivos como la flatulencia, la hinchazón o la digestión lenta. El bálsamo de limón también tiene propiedades relajantes. Por ello, actúa sobre los trastornos del sueño o el estrés.

Para utilizar el bálsamo de limón, infunde unas cuantas hojas en agua hirviendo. A continuación, puede consumirla en forma de infusión.

Menta

La menta es una planta medicinal conocida desde hace mucho tiempo por aliviar los trastornos digestivos y tratar los trastornos urinarios. También se utiliza para calmar los dolores musculares y articulares, así como los dolores de cabeza.

Para disfrutar de los beneficios de esta planta, hierve una cucharada de menta seca o de hojas de menta fresca en 150 ml de agua. Beba este preparado como una infusión.

Menta

La menta es una planta medicinal conocida desde hace mucho tiempo por aliviar los trastornos digestivos y tratar los trastornos urinarios. También puede utilizarse para calmar los dolores musculares y articulares y los dolores de cabeza.

Para disfrutar de los beneficios de esta planta, hierve una cucharada de menta seca o de hojas de menta fresca en 150 ml de agua. Beba este preparado como una infusión.

Romero

Debido a sus numerosas virtudes, esta planta medicinal se utiliza internamente para tratar la inflamación de las vías respiratorias, los dolores de cabeza y los trastornos digestivos. Por otro lado, el romero se utiliza de forma externa para aliviar el reumatismo, mejorar la circulación sanguínea en los miembros inferiores y superiores o para limitar la caída del cabello y favorecer su crecimiento.

Para preparar una infusión de romero, tome 150 ml de agua caliente y deje una cucharadita de planta seca en infusión en esta agua durante 10 minutos. Para uso oral, añadir un poco de limón y miel antes de beber. Como alternativa, esta infusión puede colocarse en una botella para rociarla sobre el cabello.

Sage

La salvia es una planta medicinal que alivia la inflamación oral y el dolor de garganta. En efecto, tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes. Esta planta también es eficaz para calmar los trastornos digestivos, la diarrea y los vómitos, y para ayudar a las mujeres a regular su ciclo menstrual y aliviar los dolores de la regla.

Para preparar una infusión de salvia, tomar de 1 a 3 g de hojas secas y ponerlas en infusión en agua caliente durante unos minutos. Dependiendo de la dolencia, se puede beber la infusión con un poco de miel o utilizarla como gárgaras.

Contenido

Adorlee Allard

Escrito por Adorlee Allard

Me apasionan las palabras, por lo que convertirme en editor web se ha convertido en una obligación. No dudo en compartir mi opinión sobre todos los temas, incluidos los animales, los consejos cotidianos y las noticias