in

¿Sabías que puedes prescindir de los suavizantes y seguir sacando ropa limpia y suave de tu lavadora?

¡Qué alegría es meterse en una cama supersuave o ponerse ropa cómoda! Pero a pesar de tus esfuerzos, tu ropa parece ser tan áspera como el yute, aunque sueñes con la suavidad. Estos son nuestros consejos para conseguir una colada suave sin suavizante.

Es posible con unos pocos ingredientes insospechados en tu cocina.

Para perfumar y suavizar la ropa, hay otras soluciones además de los suavizantes y su larga lista de componentes químicos. Puedes cambiarlos por ingredientes incongruentes y conseguir la misma suavidad para tu ropa. El concepto es hacer un suavizante natural y casero. Para saber cómo hacerlo, centrémonos en el método.

Lo esencial para hacer suavizante casero

Hacer tu propio suavizante es un juego de niños. Puedes hacerlo en casa y utilizar ingredientes que encuentres en tu cocina. Además, necesita pocos componentes y ningún elemento químico. También puede perfumar su ropa con los aromas que desee. Para utilizar este suavizante casero, necesitarás los siguientes elementos:

  • Vinagre blanco,
  • Bicarbonato de sodio,
  • El agua,
  • Aceite esencial con su aroma favorito: lavanda, vainilla, etc.

Prepare su suavizante: ¡siga la guía!

  1. Tome un recipiente de plástico y diluya dos medidas de agua con media taza de vinagre blanco.
  2. Añadir poco a poco el bicarbonato de sodio a razón de una cucharada por cada medida de vinagre (la mezcla burbujeará ligeramente).
  3. Cuando la efervescencia se haya asentado, remueva bien la mezcla con una cuchara.
  4. Añade unas gotas de tu aceite esencial a la mezcla.
  5. Por último, vierte el suavizante casero en el depósito de tu lavadora.

Algunos consejos para lavar la ropa sin dañarla

Muchas personas se quejan de que su ropa favorita se estropea al salir de la lavadora. Pero no siempre es culpa de la máquina. Puede leer nuestros 7 consejos para optimizar el lavado a máquina. También puede seguir estos consejos para evitar cualquier inconveniente.

Leer el manual de la lavadora

Este es un paso que mucha gente se salta. Sin embargo, es aconsejable ya que cada máquina tiene sus propias características y programas de lavado específicos.

Comprueba las etiquetas de cada prenda

Estos proporcionan algo más que información sobre la talla y la composición de la prenda. También proporcionan información valiosa sobre las instrucciones y consejos de lavado. Cada casilla e icono tiene su propio significado: tipo de lavado, temperatura, ciclo, planchado, etc.

Ordenar la ropa por colores

Para evitar que la ropa se decolore, selecciona siempre los blancos, los colores claros, los oscuros o los negros. Recuerde también que debe lavar por separado la ropa de tejidos delicados.

Lavado por tipo de tejido

Debes elegir el programa adecuado para tu ropa, teniendo en cuenta la información de la etiqueta y la configuración de tu lavadora. En general, la gente tiende a utilizar de 2 a 3 programas básicos sin distinguir entre tejidos de algodón, seda o sintéticos. Sin embargo, para preservar su calidad, es mejor seleccionar programas específicos para que se beneficien del tipo de lavado y centrifugado más adecuado.

Adorlee Allard

Escrito por Adorlee Allard

Me apasionan las palabras, por lo que convertirme en editor web se ha convertido en una obligación. No dudo en compartir mi opinión sobre todos los temas, incluidos los animales, los consejos cotidianos y las noticias